Posteado por: escritor apasionado | 30 octubre 2009

E-mails sin responder

correos de amor

Conforme pasaban los meses Antonio hizo caso omiso de los consejos que le daba su amigo Mauricio, quien le sugirió cortar cualquier tipo de comunicación con Lisbeth para así olvidarse de ella por completo. Por el contrario, cada vez que Antonio sentía algo, no dudaba en sentarse a escribirle un correo electrónico y plasmar todo el amor que llevaba dentro.

Durante ese tiempo Antonio sufrió un gran cambio, al cuál se adaptó con cierta facilidad. Rompió ciertos esquemas mentales, logró librarse de sus prejuicios.
Lisbeth no le respondió ninguno de esos correos, tampoco llamó a Antonio para saludarlo por su cumpleaños. Ese silencio sepulcral en vez de apagar la pequeña llama de amor que aún se encendía en el corazón de Antonio, al contrario lograba avivarla aún más.
Al llegar julio, la devolución de un libro que Antonio necesitaba con urgencia hizo que se volvieran a ver. Antes de continuar lo que sucedió en dicho encuentro, leamos lo que Antonio le escribía a Lisbeth en los e-mails.

30 de marzo

Hola Lisbeth —como andas—sabes que estaba trabajando y me acorde de ti, así que no dude de escribirte…pues es muy humano y natural expresar lo que uno siente….yo no me guardo nada y siempre que me pasa esto te lo hago saber—para bien o para mal–pero me nace hacerlo …será que tu amor fue el mas sincero, puro y verdadero…creo que aunque tengamos al lado a otra persona en nuestros amaneceres …creo…que en algún amanecer estaremos siempre presente espiritualmente en nuestros maravillosos recuerdos….alimentaste de alegrías a mi corazón…con lo mejor de lo mejor…con tus palabras tus dulces cariños y tu pasión cuando descubrimos lo que es entregarse con verdadero fuego y pasión cuando solíamos hacer el amor…no sabes como duele perder un amor así de esa magnitud…en un principio siempre me preguntaba “como dejar de amarte” por que siempre estabas en mi mente…”como olvidar” le pedía a Dios que calmara mi dolor…y mira ahora …aun por ti suspira mi corazón…mi alma sin cesar te añora..Si vieras cuanto dolía amarte a la distancia…y afrontar la realidad de cuando me dejaste…me costó mucho aceptar la realidad…que ya eras de otro…. Creo que hasta lo ultimo di lo mejor de mi…no se si pueda volver amar porque te di todo el amor que pude dar…nunca sentí recibir tanto amor como me lo diste tu….fuiste única y autentica Lisbeth—Dios quiera que algún día pueda volverte a ver una vez mas!!

31 marzo

Como te lo dije en el correo anterior, siempre he demostrado de forma sincera lo que siento en el corazón. El tiempo que ha pasado desde nuestra ruptura lo único que ha hecho es agigantar el inmenso amor que por ti siento. Por eso puedo decir con certeza que nunca más, nunca, volveré a amar inmensamente como lo hice por vos. ¿Sabes? No te voy a contar las circunstancias en las que me encuentro, lo único que te puedo decir es que lo que pasó me ha marcado profundamente el alma, el pensamiento y la vida en general.

He sido afectado por una transformación afectiva, filosófica y espiritual. He mutado no se si para bien o para mal, pero ya no soy el mismo de antes, he cambiado como no te lo imaginas. Y no te lo digo para que vuelvas conmigo porque a lo mejor tú ya definiste tus sentimientos por otra persona, te lo digo porque me da pena que no hayas podido gozar de ese cambio tremendo que he dado y daría la vida para demostrártelo. Me he desligado de todo tipo de atadura mental, he decidido romper el candado de la jaula mental en la que estaba aprisionado. Y me siento feliz de haber cambiado porque así puedo ser libre y dar libertad. Por eso nunca te exigiré nada porque respeto las decisiones que puedas tomar –sean a mi favor o en mi contra. Llenaría el mar si contara las lágrimas que noche tras noche he derramado por vos, cuando he pasado por algún lugar donde estuvimos juntos, cuando escucho una canción que me recuerda a ti.

De todo corazón, deseo profundamente que seas Feliz Lisbeth, sé feliz amor de mis amores, porque a pesar que hoy no estés conmigo siempre, siempre Lisbeth tú fuiste y serás el amor de mi vida. Qué pena que la vida no me pudo dar lo que más amaba, pero tengo que aceptar las circunstancias, a pesar que éstas no me sean del todo favorables. No te imaginas las infinitas ganas que tengo de verte, de abrazarte fuerte.

Si algún día necesitas algo, pídemelo con confianza Lisbeth. Yo siempre estaré pendiente de ti para apoyarte en lo que sea necesario y como te dije un día, si por ti me pidieran cortarme un brazo, me lo cortaría, porque no sabes como has marcado mi vida. Agradezco que gracias a vos haya podido abrir los ojos respecto a muchas cosas y el cambio se que es para bien.

Ojala me des la inigualable oportunidad de poder verte prontito, creo que no terminaría de contarte las cosas que me han pasado. Me haces mucha falta, te echo de menos y siempre estarás muy presente en el centro de mi corazón porque eres una mujer maravillosa y especial, única e irrepetible.
Te deseo lo mejor
Sé feliz, besotes

2 junio

Hola flaquita, ¿como estás? espero que muy bien, aprovecho la ocasión en este día especial, para desearte sinceramente de todo corazón que la pases de lo lindo, que se cumplan todas tus metas y sueños, que Dios siempre ilumine tu corazón y que seas feliz siempre en tu vida. Feliz cumpleaños, cuídate mucho, besotes

15 junio

Hola Lisbeth, el motivo de este correo es para saber si tienes tiempo uno de estos días por la noche para platicar un rato en un plan de amistad. Hace un par de semanas por una razón fortuita e involuntaria tuve la ocasión de entrar a Etnias con una amiga, y te vi, pero no me acerqué a saludarte porque no quería causarte ninguna perturbación ni incomodidad.

Te aclaro que sólo quiero verte, saber cómo estás y conversar nada más. Ojalá puedas, no te sientas comprometida si aceptas mi invitación porque te repito es para platicar como amigos.

Cualquier cosa me llamas, ojalá puedas, si no quieres verme también dímelo con sinceridad, no me voy a molestar, aunque me sorprende tu ingratitud porque lo mínimo que puedo esperar es que después de la relación que sostuvimos al menos quedemos como amigos sin rencores, sino con paz en nuestros corazones, venciendo el orgullo. Bueno Lisbeth, cuídate mucho, un abrazo, que Dios te bendiga, espero tu llamada.

29 junio

Querida Lisbeth, ya que no me das la oportunidad de encontrarme personalmente con vos, quiero desde el fondo de mi corazón pedirte perdón por todos los errores que cometí y que de alguna u otra forma te afectaron en tu vida, en tu corazón, en tu pensamiento, perdóname si, por favor te lo pido, no te imaginas las ganas que tengo de abrazarte fuerte, a pesar de todo lo que pasó, nunca seré capaz de juzgarte, nunca, por el contrario tengo de ti los mejores recuerdos del maravilloso tiempo que pase a tu lado y siempre serás importante para mi, siempre, tal vez la mayoría me tilde de idiota por escribirte, por recordarte, pero no me importa lo que piensen los demás, lo que importa es el sentimiento profundo que me une a vos, no se si vos aun me querés, pero al margen de ello, quiero que sepas que si un día quieres hablar conmigo de lo que sea, llámame con confianza, tu silencio me duele mucho sabes, bueno cuídate mucho si, cuídate mucho, besotes y que Dios siempre bendiga tu vida, que seas feliz siempre

30 junio

Algunas (de las muchas) canciones con las que siempre te recordaré:

En esta habitación (Libido)
El sol no regresa (La quinta estación)
Día Cero (La ley)
Adios amor (Mar de copas)
Sálvame (RBD)
Es por ti (Juanes)
Te quiero igual (Andrés Calamaro)
Andar conmigo (Julieta Venegas)
Felicidad (Gondwana)
Could you be loved (Bob Marley)
Don’t you forget about me (Simple Minds)
Always Suffering (The Rolling Stones)
Un ángel llora (Annette Moreno)
Como quien pierde una estrella (Alejandro Fernandez)

Que Dios ilumine siempre tu camino, tu corazón, tus decisiones, cuídate mucho Lisbethcita.

3 julio

¿Sabes? Estoy muy triste, me da pena que después de haber mantenido una relación amorosa con vos, no quede siquiera el rastro de una buena amistad. Desconozco las razones de tu silencio, y siempre serás libre para hacer tu vida del modo que vos lo quieras, pero no te imaginas cuanto me duele en el fondo de mi corazón que ni siquiera pueda contar con tu amistad. Tengo ganas de verte, cuídate mucho Lisbeth, besotes

4 julio

Te extraño Lisbeth, no te imaginas la falta que me hace, no te olvides que soy un ser humano, espero me sepas comprender, quisiera decirte tantas cosas, tengo ganas de abrazarte fuerte, llámame por favor,………….

7 julio

Lisbeth, un favor, necesito el libro de Hablar con Dios que te presté, pero como sé que tú no me quieres ver, le he pedido a mi amiga Nathalie –vive cerca de tu casa- que lo vaya a recoger, le he dado a ella la dirección y el teléfono, de todos modos déjalo encargado para que ella lo recoja, bye, cdt mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: