Posteado por: escritor apasionado | 3 octubre 2009

El cumpleaños de mi ex-suegra

querida_suegra
Desperté perdonándome a mí mismo y perdonando a mi ex, por quien sufrí mucho y derramé cuántas lágrimas hayan podido caer de mis ojos. El frío de la mañana congeló mi orgullo y tomé la sabia decisión de horas más tarde, marcar el número de su casa para saludar y felicitar a la madre de mi ex, pues hoy es su cumpleaños.

Llamé por la mañana porque sabía que a esa hora no iba a estar en casa mi ex pues supuestamente su horario de trabajo hasta hace tres meses, era por la mañana.

Sin embargo cuando dijeron “Aló”, volví a escuchar la voz de aquella mujer por quien un día sentí el mayor amor del mundo, por quien podía incluso dar la vida misma. Asombrado por ser ella quien me contestó y no su madre, modulé mi voz y dije:

-Aló buenos días.
-Sí Aló, ¿con quién hablo?
-Hola Lisbeth, soy Antonio, ¿qué tal, cómo estás?
-Hola Antonio, a los tiempos, ¿cómo estás?
-Yo, bien, tranquilo.

Luego hubo un silencio sepulcral, y creyendo que no había nadie al otro lado de la línea, dije:

-Aló
-Sí, qué tal

Después de su silencio, aproveché para decirle que me pase con su madre, quería saludarla por su cumpleaños. Al instante se despidió y me la pasó.

-Hola señora que tal, ¿como está? Yo la llamo para felicitarla por su cumpleaños, de veras espero que la pase bien, yo en realidad a pesar que ya no tengo ningún vínculo sentimental con su hija, al margen de ello, siempre he sentido un gran aprecio, cariño y admiración por usted, por eso aproveché este día para saludarla deseando de todo corazón que Dios ilumine su vida y le de más fuerzas para seguir adelante con su familia.
-Gracias Antonio, es muy bonito lo que has hecho. ¿Cómo estás? ¿Cómo va el trabajo?
-Bueno el trabajo bien, pero yo ando un poco mal de salud, ahora recuperándome porque estuve mal de las amígdalas, incluso ayer estuve en la clínica y no fui a trabajar, pero bueno, espero mejorar pronto.

Sin querer tosí fuertemente.
-Uy, se te escucha que estas tosiendo, tienes que cuidarte hijo.
-Sí pues, bueno señora, me dio mucha alegría poder saludarla y reiterarle mis cordiales felicitaciones, que todo le vaya bien, ha sido un gusto, cuídese mucho, un abrazo.
-Gracias por todo, nos vemos, chau.
-Chau.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: